viernes, 21 de diciembre de 2012

Forjador de Penumbras en la tumba de Jorge Luis Borges






Por los buenos oficios de María José Madarnás Álvarez, Dani, su consorte y Carlos Díez; mi libro Forjador de Penumbras junto a la tumba de Jorge Luis Borges en el Cementerio de Plain Palais en Ginebra, Suiza. 

El agradecimiento con la emoción se me mezclan. Y no pude menos que imaginarme a mí mismo, llevándole esta módica ofrenda.

Yo sé que a usted le hubiera gustado que le gustara algún trabajo mío, de modo que imaginar una escena especular no sería del todo anómalo. 

Porque con mi libro allí, en una desesperación de ternura, me hubiera aproximado a su tumba para decirle: 

-Jorge Francisco, Jorge Francisco Isidoro Luis, Jorge Luis querido, Georgie perdido para siempre, soy yo, soy Burkett.