sábado, 30 de enero de 2010

EL POETA DECLARA SU TORPEZA



Me hostiga sin paz el verbo huidizo
Por más que el ojo no pierda detalle
Los versos ariscos eluden tu talle
Estrago impiadoso que siempre me hizo

Librado estoy del pudor primerizo
Aliño estrofas que tal vez no calle
Transito anarquías soñando tu valle
Y el férvido labio autor del hechizo

Mis coplas semejan espadas sin filo
Que tientan tu piel con diario fracaso
Engaste de fe pendiente de un hilo

Cintura fugaz, grafía de vaso
Perfil mineral de las musas asilo
Quedó en poema como por si acaso


© Pablo Martínez Burkett, 2009