domingo, 13 de noviembre de 2011

Revista digital miNatura # 114 - Universo Asimov








Aquí tenemos el último número del año de Revista Digital miNatura, cuyos editores son Ricardo Acevedo Esplugas y Carmen Rosa Signes. En esta ocasión, dedicado al "Universo Isaac Asimov".



En palabras de la propia presentación editorial: "¿Quién no se ha leído alguno de sus libros? ¿Quién no ha sido partícipe de ese futuro rodeado de robots que ya está aquí? Isaak Asimov nos enseñó a ver el mundo desde otro punto de vista, nos aleccionó en la forma correcta de afrontar retos, de mirar al firmamento, de especular con la historia. Un reto que ha fomentado la creación de un dossier en el que no ha sido preciso recurrir a los textos del maestro para montarlo, tan buena y numerosa ha sido la inspiración de los colaboradores. Gracias a todos los que están presentes con su personal homenaje a Asimov, y como no a los ilustradores que como cada número aportan vida y color a las páginas y a la palabra escrita".



Para los que no estén tan familiarizados con la obra de Asimov, simplemente digamos que tanto la llamada Saga de la Fundación como la Serie Robótica empieza más o menos para nuestra época (con una tal Dra. Susan Calvin, entre otros) y se extiende en un futuro milenario, con exploración y colonización interplanetaria, que da origen a una suerte de nueva raza humana, derivación de los terrícolas y colonos, llamada los "espaciales". Los miembros de esta raza, con el correr de los milenios, disfrutan de vivir aislados y sin contacto con los demás, han llegado al hermafroditismo, son sensibles a las infecciones y no tienen muchas aspiraciones existenciales. Y por supuesto, cuentan con un batallón de sofisticados robots humaniformes para hacer toda clase de trabajo.



Para evitar un nuevo Frankenstein, Asimov enuncia las Tres Leyes de la Robótica (que curiosamente, son "aceptadas" como válidas en otras obras, como por ejemplo el androide Data de Viaje a las Estrellas - La Nueva Generación o el robot de la peli: El Planeta prohibido):


  1. Un robot no puede hacer daño a un ser humano o, por su inacción, permitir que un ser humano sufra daño.

     2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entran en conflicto con la Primera Ley.
    
3.Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la Primera o la Segunda Ley.

























Semejante inventiva fue recogida de manera abundamente por el cine y la TV. En la pantalla grande, podemos recordar la película "El hombre bicentenario", (1999) de Chris Columbus y con Robin Williams como protagonita de un relato corto de Isaac Asimov, focalizado en un robot "muy" humano llamado Andrews que fuera comprado por la familia Martins. Y quizás la que todos recuerden, "Yo, robot", (2004) de Alex Proyas, que hace una ensalada rusa de varios textos asimoviamos y tiene a Will Smith como protagonista.



Bueno, con esta larga puesta en contexto, pasamos a esta edición #114 en sí, donde la caricatura de la portada, debida al inspirado trazo de Julio César Ibarra Warnes (Argentina) es magnífica, así como todas las demás ilustraciones que encuentran feliz cobijo en esta edición.

En cuanto a los relatos, como siempre, una mención a los perpetrados por los amigos, cuya lectura uno recomienda no tanto guiado por la amistad sino por un criterio estético compartido.



Así, está  "IQ" de Claudio G. del Castillo (Cuba) es nos ofrece una deliciosa confrontación intelectual, no exenta de humor y "Jackie Junior", también de este autor cubano enuncia la desolación final que asalta al creador de toda obra perfecta; "Tecnobarriadas" de Juan Guinot (Argentina) que relata con su habitual destreza narrativa las peripecias de unos los robots sediciosos y comuneros; "En las entrañas" de José María Marcos (Argentina)  aborda con su estilo inconfundible, casi una parábola en torno a un especímen destinado a restaurar ese anillo de Moebius que es la Historia. "Seis semanas" de Fernando Figueras (Argentina) se arriesga a postular un tiempo subjetivo y sus insospechadas derivaciones en la vida de un atribulado protagonista. "El Efecto Reventlov" de David Reche Espada (España) es una curiosa narración que puede leerse de manera lineal y causa un agradable efecto, hasta de piedad mientras que una segunda lectura, engendra terror; "Revelación" de Carlos Diez (España)  exhibe esa habitual capacidad de sincretismo teológico-científico-mecánico en la que evidentemente nuestro autor se siente como un pez en agua. y "Hans, el chatarrero" de Carmen Rosa Signes Urrea (España), es tremendo desde el paisaje que pinta, como las sórdidas acciones que los sobrevivientes se ven precisados a ejecutar para subsistir en un holocausto galástico.

Finalmente, mi pía contribución se intitula "Yo en tu lugar"  que en algún desolado planeta de la serie robótica, encuentra a un humano de los llamados espaciales y su fiel (y eterno) servidor, un robot entre quienes se labra una relación simbiótica. Unicamente me gustaria agregar que las permutaciones no sólo van en un único sentido.






  
Y para terminar, en la siempre eficaz Biblioteca del Nostromo, entre las reseñas, esta una referida a nuestra composisión coral "Austronautas", la plaquette que hicimos especialmente para la FANTASTI'CS 2011, las Jornadas de Literatura Fantástica, Terror y Ciencia Ficción de Castellón, que se celebran durante este mes de noviembre en esa ciudad levantina.

En Austronautas, escribimos Fernando Figueras; Juan Guinot; Carlos Marcos; José María Marcos y Pablo Martínez Burkett. El prólogo es del editor de miNatura, Ricardo Acevedo Esplugas y el diseño y composición, de mi hermano, Javier Martinez Burkett. Austronautas es una producción de Raymond d'Ortegue para Ediciones de la Sandonga.
  




Palabra aparte merece la nominación de la Revista Digital miNatura al Premio Ignotus. Al componer estas líneas ya sabemos que esta vez (sólo esta vez, insisto) no ha podido ser. Pero también sabemos que la nomínación en sí, es el reconocimiento al esfuerzo sin claudicaciones de Carmen y Ricardo, trabajo que comenzó hace más de diez años y que, número a número se ha vuelto fecundo y generoso hostal de tantos autores e ilustradores de toda Hispanoamérica. Por esa nominación: Felicitaciones ! Y para ser nomidos y ganar la próxima: Vista al frente, dientes apretados y determinación !

A disfrutar de esta nueva edición # 114 de la Revista Digital miNatura.