martes, 30 de julio de 2013

Revista digital miNatura # 128 - Distopías




Un número de colección de mi alma mater, la Revista Digital miNatura dedicado a las distopías.

Distopía es una palabra cuyo significado, si no nos preguntan, lo sabemos con claridad pero si nos preguntan, se torna más elusivo y claudicante. Definido como lo opuesto de utopía, alude en general a un mundo futuro, pero no tanto, donde las cosas son peores (aún) que las actuales, no pocas veces con gobiernos unificados y tiránicos, situaciones de extenuación poblacional, alguna catástrofe reciente (o inminente) y más o menos larvado, un movimiento de resistencia y cambio.

El cine de los últimos tiempos es superabundante en escenarios distópicos. Clásicos como 1984 de George Orwell o Farenheit 451 de Ray Bradbury por no citar mi favorita lejos, "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" de Philip K. Dick (el "Blade Runner" de Ridley Scott) han sido adaptadas con éxito a la pantalla grande y contribuido a difundir el concepto. Como bien dicen los editores, Ricardo Acevedo y Carmen Rosa Signes, uno tiene serios problemas para delimitar un universo que ha permeado sus estereotipos por toda la iconografía actual.

Como viene sucediendo desde varios números atrás, la revista también se presenta en una edición bilingüe español-inglés, aspirando a extender el horizonte de lectores entre el público anglosajón.

El número abre con un reportaje de Cristina Jurado al increíble ilustrador Paul Gerrard (que entre otras cosas, se mete con mi amigo Pinhead, reflotando la franquicia de Hellraiser...).

En cuanto a los relatos, los hay muchos y bien variados. De los amigos, la propia Cristina con el exquisito "A pares". Es exquisito. Violeta Balian (aprovecho para agradecer la gran mano que me dio en el fine tunning de mi traducción) nos regala el inquietante "Cambio de piel" donde asistimos a la reunión de una familia de imposibles arlequines. Carmen Rosa Signes Urrea con "Résistance" logra que ciertas modificaciones en la paleta de colores sean suficientes para contar todo un abismado mundo. José María Marcos se luce con “Utopía”, una melancólica parábola sobre lo que extraviamos definitivamente y los ritos por preservar lo inasible. Patricia Nasello cuaja con “Monos silvestres” la mejor pesadilla de Darwin. María José Madarnás Álvarez se prodiga en dos cuentos. “La inocencia” es tremendamente triste. No tanto por lo que cuenta sino por la abrumadora certeza de estar frente a una profecía. Y con “La inexistencia”, nos recuerda los permanentes esfuerzos de organizaciones y estados por reescribir la historia a partir de un relato edulcorado. Carlos Díez, nos llama la atención con su “Ingeniería moral”, una severa denuncia sobre las sucesivas ablaciones que consentimos al poder de turno en aras de un supuesto bienestar que nunca llega.

De mi “Ejercicio de visión remota”, ("An exercise of remote viewing" en su versión inglesa) simplemente diré que es una suerte de precuela de "Mondo Cane" (publicado en 2010 en la miNatura # 102), donde nos enteramos un poco más sobre la Secta de los Filósofos y sus actos de sedición contra la Corporación Orwell y la red neuronal de implantes Griffin.


Las ilustraciones cumplen con el imposible cometido de superarse con cada edición. Y en la Biblioteca del Nostromo, una yapa: referencias a las otras dos revistas que tan generosamente me hospedan: PROXIMA de Argentina y Cosmocápsula de Colombia.

Un número por demás de logrado. Los invito a leer y disfrutar. Muchas gracias.