lunes, 5 de enero de 2015

EL AUTOR INVITADO: Claudia Cortalezzi



PODEROSO
—Puaj, ¡qué olor a nafta el auto rojo! —dijo Paolo, tapándose la nariz.
—¡Callate, nene! —chilló Abril, y se estiró hacia el asiento de adelante—. ¡Otra vez Paolo dice mentiras, mamá!
La madre sacó la vista de la ruta.
—¡Basta, Paolo! —dijo dándose vuelta—. No la asustes a tu hermana. Y pensá algo lindo.
Al rato, pasando una estación de ypf, vieron que un camión estaba descargando combustible. Y un Clío rojo esperaba atrás.
—Lo sabía —dijo Paolo dando una palmada—. Ustedes nunca me creen.
Soy poderoso, pensó. Y en pocos días.
Y era cierto: en la última semana había adivinado el incendio de la fábrica de galletitas, la inundación de La Plata… y ahora lo de la estación de servicio.
Enseguida, otro olor. Paolo volvió a presionarse la nariz. Un olor dulce. Lo conocía, pero no lograba identificarlo. ¿Cuándo lo había sentido antes? ¿Dónde?
Cerró los ojos y vio: Abril tirada en la banquina, con el pelo enmarañado. Y mamá tampoco se movía. Él quería ayudarlas, pero no conseguía levantarse. En lugar de eso, se dormía. Un sueño muy largo.
Ahí se dio cuenta: olía sangre. Su propia sangre.
Debo pensar algo lindo, se dijo. ¡En olor a chocolate, por ejemplo!
Pero el olor a sangre se le hacía más intenso.
—¡Paolo! —Abril le lanzó un manotazo—. ¿Qué hacés? ¡Mamá, Paolo se va a morir asfixiado!
Mamá se dio vuelta para retarlos de nuevo y… el choque, el vuelco.
© Claudia Cortalezzi

CLAUDIA CORTALEZZI




Nació en Trenque Lauquen, provincia de Buenos Aires (Argentina), en 1965. Vive en Alejandro Petión, Cañuelas.
Cofundó La Abadía de Carfax —junto a Marcelo di Marco, entre otros—, y antologó el 3º libro de este círculo de escritores de horror y fantasía, editorial PasoBorgo, 2012.
Además de escribir ficción, es redactora de libros de información y artículos para diarios y revistas.
Coordina talleres de corrección literaria en narrativa en Palermo, CABA, y en la Biblioteca Sarmiento de Cañuelas.
Tiene varios cuentos premiados. Participó en antologías en Argentina, España, Libia y Perú.
Su novela, Una simple palabra, fue editada por Andrómeda en 2010.

En 2014, La Letra Eme, editó el libro de cuentos Cinco mujeres y otra cosa, que Claudia escribió junto a Alejandra D’Atri, Paula Jansen, Victoria Fargas y Gladis Lopez Riquert.



Gracias por visitar El Eclipse de Gyllene Draken. Nos encantaría conocer tu opinión sobre esta entrada. Si te parece, puedes dejar un comentario. Si te ha gustado (o no) o crees que a alguien más le pudiera gustar, te pedimos por favor que lo compartas en las redes sociales. Esperamos que vuelvas