domingo, 17 de octubre de 2010

PREMIACION DE MUNDO EN TINIEBLAS 2010


 Los trofeos para los tres primeros premios





Ayer por la tarde se realizó la premiación del concurso de literatura fantástica y terror “Mundos en Tinieblas 2010” que organiza todos los años Ediciones Galmort (Juan Manuel Alcoba, Alejandro Geloso, Magdalena Morán y Gerardo Toscano). En su hora, se me había comunicado que mi cuentito “Había algo allá afuera” estaba entre los finalistas. Entre estos relatos se definirían los primeros diez lugares.





  
Así las cosas, el Centro Cultural Guapachoza desbordaba de escritores ansiosos con amigos y parientes despachando bebedizos que no lograban mitigar tan ávida expectación J. M. Alcoba abrió el acto, indicando que había concursado más de 350 relatos de todo el país. Luego cedió la palabra a los jurados quienes formularon algunos comentarios sobre la tarea de selección y calificación. Participaron de la charla, Bárbara Duhau, autora del libro Criaturas insensibles, y Agustín María, autor de Contradicciones. Finalmente, se fueron entregando los diplomas. No creo necesario tener que indicar que mientras más prosperaba la sucesión descendente, más lejos se mudaban mis esperanzas. Concluida esta etapa, correspondió hacer entrega del diploma y plaqueta al tercer y segundo puesto. Para entonces, ya era un simple espectador. Sin embargo, me estaba reservada la infinita felicidad de haber sacado el Primer Premio, que consiste en una plaqueta, diploma y la publicación y distribución de un libro propio. O sea. Se viene el libro.

Como queda dicho, el relato se llama "Había algo allá afuera", compuesto exclusivamente para este certamen. Prometo subirlo en próximas entregas. A manera de adelanto argumental, diré que es la historia de una persona que está algo más que encerrado en su casa y que a pesar de ello, no puede evitar ciertas acechanzas externas.

En este sentido, quisiera agregar que cuando fui a buscar el coche al estacionamiento, de forma inverosímil había un gato negro subido al capot. Por su frecuencia, ya no me sorprende el solapamiento de lo fantástico con aquello que indicamos como “realidad”.







En suma, y más allá de la prudencia que una recoleta alegría impone, tengo que admitir que estoy francamente exultante. Y como a la premiación tuve que ir solito, ya en casa le pedí a unos amiguitos de toda la vida que me acompañaran para festejar.





Jorge Luis Borges y Julio Florencio Cortázar, que desde el Cielo nos guían





T-Rex, rapiñado  del cajón de los juguetes de la
Infanta Tini Toonie y Gyllene Draken (rama china)





Mr. Spock y Cptn. James T. Kirk de Star Trek





El robot de "Perdidos en el Espacio" y E.T.





Alien (que ni siquiera invocando el protocolo esperado
en monstruos educaditos de Delfina Mitre, logró comportarse)




Nota del Editor: Lord Darth Vader, persona de mi amistad, había comprometido su asistencia pero después recordó que tenía que concurrir junto con Luke a terapia familiar para intentar recomponer el vínculo. No lo comenten, pero parece que entre ellos no se llevan del todo bien...

 
Muchas gracias a todos.




© Pablo Martínez Burkett, 2010