martes, 3 de septiembre de 2013

LOS OJOS DE LA DIVINIDAD, nuevo libro de Pablo Martínez Burkett



Con olor a tinta y felicidad les presento mi segundo libro LOS OJOS DE LA DIVINIDAD (Muerde Muertos, 2013 -ISBN 978-987-29741-1-4).

Con arte y diseño de tapa de Mica Hernández, este libro es una colección de historias urbanas donde un acontecimiento inesperado modifica la percepción y engendra un cambio existencial en los personajes.
Estos personajes, son hombres y mujeres atascados en la vida, asfixiados por las convenciones, que subsisten, aman, sufren y mueren como les sale. Pero también son seres que están dispuestos a quebrar las rutinas, alzarse en contra de las estructuras y sobre todo, actuar un cambio de mirada.
Se trata de un libro dirigido a todo lector que aspire a conservar el asombro del Universo y que esté dispuesto a asumir las consecuencias de una nueva representación de la realidad.

En la contratapa se pueden leer la glosa de dos grandes escritores:


Pablo Martínez Burkett escribe con artes de prestidigitador. Este libro es un claro ejemplo. Los cuentos que componen Los ojos de la divinidad cautivan desde el primer renglón y sorprenden con resoluciones fantásticas. Fogwill decía que escribir es el goce que integra los necesarios ejercicios de imaginar y pensar. Eso encuentro en la escritura de Burkett, un autor indispensable para quien quiera adentrarse en lo más destacado de la narrativa contemporánea.
Juan Guinot
(Autor de “2022-La Guerra del Gallo”)


El cuento es música de cámara para la Literatura. En consonancia con esta afirmación, mantengo el humilde juicio de que en este género reside lo mejor de nuestra tradición, y Los ojos de la divinidad alienta el fuego iniciado cerca de dos siglos atrás con “El matadero”.
A pocos años de Forjador de penumbras, Martínez Burkett nos entrega una nueva colección de ficciones. Cada título ha sido literariamente concebido, con ellos ingresamos al universo propio de las letras. Lo que se percibe es la profunda perturbación hacia la existencia y, a la par de ella, una reparadora justificación, una parcial comprensión del destino. La desazón también es certeza.
En el cuento se da el teatro donde Martínez Burkett, en empatía con sus personajes, recrea las constantes filosóficas de nuestra existencia.
Héctor Álvarez Castillo
(Autor de “Camino a Babel- Conversaciones con Jorge Luis Borges”, “Metamorfosis”; “Gerstrauss o el Amor” y “Naif”)