lunes, 21 de septiembre de 2015

EL AUTOR INVITADO: Ricardo Acevedo Esplugas


EL SUEÑO DEL ARQUITECTO
La arquitectura es el testigo menos sobornable de la historia.
Octavio Paz (México, 1914- 1998).


En el cielo revolotean como libélulas les hélicoptère (orgullo de la flota al mando de Gustave de Ponton d' Amecourt) dejando zigzagueantes siluetas al vapor, sus haces de luz recorren los perfilados techos de antiguas librerías y mansiones que flanquean el boulevard Saint-Michel…y es entonces que se divisa la agazapada silueta en la retícula: un anarquista… casi podía palpar la nitroglicerina. Un breve cálculo mental de posición, click y una silenciosa esfera cargada de electricidad hace impacto en la víctima, que cae al suelo envuelto en convulsiones, mientras las masas enloquecidas buscan ávidas en sus bolsillos, primero dinero, ropa, sangre. Ahora el rifle Hanley –excedente de las guerras Australo Mozambicanas− del l'architecte M descansa sobre el bureau. Sonríe ufano y piensa en la seguridad inexpugnable de su casa, fabricada siguiendo las indicaciones del luthiers del blindaje Matths Gruber, e intenta continuar su interrumpida conversación. 

–Así que Barcelona aceptó el proyecto del mástil del amigo Eiffel ¿eh? –Todos cedieron brevemente un ligero murmullo de aprobación–. 

Los libreros Gibert Joseph y Gibert Jeune hablaron casi al unísono: –Pero a pesar de la extrema inseguridad callejera, los motines y la inminente quiebra de la banca, el parlamento admitió vuestro regalo a Paris, un evidente símbolo de liberté, égalité, fraternité de nuestros días. 

L'architecte M recita los datos que conoce de memoria: 50 ingenieros realizaron durante dos años 5.300 dibujos del ensamble conjunto o de algunos detalles, y cada una de 18.038 piezas de hierro… 

La zozobra de los aplausos y brindis de los comensales –que se confunden con los gritos del populacho- le sacan de sus divagaciones: –¡No seáis tímido Monsieur M! ¡Mirad con orgullo vuestra obra!-. Tras los estrechos visillos, imitación de ventanas que en realidad camuflan dispositivos anti-incendio en caso de ataques molotov, se observa la espectral figura de una guillotina de trescientos metros de altura.

© Ricardo Acevedo Esplugas 

RICARDO ACEVEDO ESPLUGAS








Nació en Ciudad de La Habana, 1969. Poeta, antologador, editor y escritor de Ciencia ficción cubana. Graduado en Construcción Naval y Civil, realizó estudios de periodismo, marketing y publicidad y ejerció de profesor en construcción civil en el Palacio de Pioneros Ernesto Guevara de La Habana. Actualmente reside en España. Su trayectoria literaria incluye haber formado parte de los siguientes talleres literarios: Óscar Hurtado, Negro Hueco, Taller literario Leonor Pérez Cabrera y Espiral. Ha sido miembro del Grupo de Creación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Pertenece al staff de la revista Amazing Stories.



Muchas gracias por visitar EL ECLIPSE DE GYLLENE DRAKEN. Si te parece, puedes dejar un comentario. Conocer tu opinión es muy importante para los que hacemos el blog. Si te ha gustado o crees que a alguien más le pudiera gustar, te pedimos por favor que lo compartas en las redes sociales. Gracias otra vez. Y esperamos que vuelvas.